Sopa #274: Sopa clásica de Guatemala, frijoles negros

Black beans soup
Esta receta no es sólo eso, es un cajón lleno de emociones. Con esta sopa o caldo creció cada niño de mi país, cada joven y sigue siendo el alimento de muchos ancianos. En mi país tenemos un índice pobreza bastante alto, pero este plato siempre está en las mesas de estas personas, como en todas las clases sociales de mi Guatemala. Con esta sopa yo crecí y la he comido tanto como he podido, es un clásico de la comida maya y una costumbre es comerlo salido directo de la olla,  es lo más común. Ese aroma espectacular cuando están listos y se abre la olla de presión y te llegas a sentar a la mesa para degustarlo con tus seres queridos...no tiene precio.

Es como una regresión a la infancia y a los momentos que han hecho feliz cada familia. Además, no sólo es deliciosa y fácil, también es muy nutritiva ya que cuenta con los 8 aminoácidos necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Suele acompañarse con tortillas de maíz (ingrediente tan importante como el frijol en América Central y México) recién salidas del comal. Se preparan en el comal, esta es una pieza que utiliza leña,  lo que las hace especiales en sabor y textura, aunque ahora los hay de gas. Es un trabajo artesanal que le da trabajo a muchas mujeres indígenas y me parece maravilloso, las tortillas de máquina nunca tendrán estas cualidades, yo estoy mejorando mi técnica, ya me salen mejor.

 El truco de hacer unos buenos frijoles es dejarlos en remojo una noche antes para que el grano se ablande y agregar una buena cantidad de ajos a la cocción. Créeme te va a encantar, puedes agregar también huevos duros y queso fresco. Muchas son las variaciones para comerlos, una de ellas es comemos con cebollita picada y chile chiltepe,  otra opción es agregar una hierba muy nacional llamada Apazote o Epazote en México. Espero te guste tanto como a nosotros, los guatemaltecos te compartimos esta receta ancestral.

Ingredientes:

2 1/2 litros de agua
2 libras de frijoles negros
1 cabeza de ajo
1/2 cebolla blanca
1 cucharada sopera de sal
Para acompañar:
Aceite de oliva
Arroz blanco
Crema de leche

Limpiar los frijoles y retirar las impurezas y los granos que estén dañados, remojarlos toda una noche. Luego retirar esa agua y colocar en la olla de presión, llenar con agua y agregar la sal. Si no te gusta que los ajos y la cebolla anden por toda la sopa utiliza una pieza de gaza y mete ambos, amarra y agrega. Cierra la olla y cuando comience a sacar vapor cuenta 15 minutos. Va depender mucho de cada olla, entonces te recomiendo que si es la primera vez le des 12 minutos, esperes a que saque todos el vapor y se abra el botón de seguridad, los pruebes y si aún le falta vuelvas cocinar por 2 a 5 minutos más. Eso es lo especial de la olla de presión, los cocina tan rápido que tu almuerzo o cena estará listo en cuestión de minutos. Retira los ajos y la cebolla y licúa con un poco del cargo, regresa a la olla y mezcla. Sirve con el arroz, crema, un chorro de aceite de oliva y acompaña con tortillas recién salidas del comal.



0 comentarios: