Sopa # 38: Sopa de res con vegetales como papas, elotes y güisquil

Sopa de res
Esta una de las sopas más famosas en mi querida Guatemala y en el resto de América Central. Es una sopa o caldo que levanta los ánimos a cualquier persona. Su magnífico sabor se siente desde que la olla comienza a sacar la presión, a partir de ahí te comerán las ganas de destaparla, pero cuidado que esto sería terrible, te recuerdo abrirla hasta que el seguro se levante o bien puedes ayudarla a sacar esa presión poco a poco levantando la válvula con una paleta. En esta olla la carne se suaviza a tal punto de que no necesitas cuchillo, se deshace literalmente, cuando vayas conociendo tu utensilio te darás cuenta del momento preciso en que tu preparación está lista, esto aplica para muchas preparaciones no sólo de carne, como por ejemplo: los frijoles, puedes colocar vegetales que son muy duros como los elotes, las remolachas o betabeles, también la yuca y muchos otros más,  para los estofados esta olla es maravillosa pues te ayuda a ablandar aquellas carnes que son muy duras pero muy ricas en sabor, yo te recomiendo que agregues huesos de ternera, pues aunque no los comas estos por su tuétano te darán un sabor muy enriquecido. Aunque los tuétanos puedes utilizarlos para crear una salsa espectacular a base de vino, en otra ocasión te comparto la receta de los tuétanos que por cierto tus comensales quedarán sorprendidos de que estos se puede comer de esta manera.

Ingredientes:

Agua
Cilantro
Perejil
Cebolla
Papas
Güisquil
Elotes ( dulces o blancos)
Carne (pescuezo, paleta) y huesos para cocido
Sal, pimienta, clavos de olor, orégano, laurel, apio.

Coloca en tu olla todos los ingredientes a acepción de las papas y güisquiles, cuando comience a sacar a presión el vapor cuenta al menos media hora, deja que saque toda la presión como te indiqué arriba, luego agrega las papas y los güisquis y prueba la sazón, vuelve a cerrar y cocina por unos 10 minutos más o hasta que  los vegetales estén cocinados y la carne esté tan suave como a ti te guste. Importante que trates de que los vegetales no se te cocinen de más, es muy rico comer una papa con textura no tan suave y no que se te vuelva un puré que arruine tu preparación. Puedes servir con arroz blanco y tortillas, con un poco de aguacate, decora con cilantro y un poco de orégano.

Lo mejor de los caldo es servirlos calientes, trata de retirar los huesos para que todo en tu platillo sea comestible.

Buen provecho.




0 comentarios: