Sopa # 106: Sopa charra de frijoles, picadillo y feta

Sopa de frijoles
Basta de comer de manera tan común tu sopa de frijoles. Los frijoles en América latina no faltan, es un platillo tradicional de todo hogar, es un grano que se utiliza mucho y tan sencillo como cocinarlos en una olla y comerlos tal cual salidos de ella,  sofritos, machacados les llamamos por acá, volteados, y en preparaciones mas gourmet con en una Moussaka que es como una receta de lasaña pero con otros ingredientes muy diferentes a la tan tradicional receta. Es muy rico y no sólo eso, te comento que estos contienen grandes cantidades de fibra y muchos minerales como el Hierro y el Calcio. Forman una proteína completa, nuestro cuerpo necesita de proteínas para reparar o reconstruir nuestros tejidos. Una taza de frijoles otorga alrededor de 15 grs. de proteína, y sabes ayudan a completar los aminoácidos que el cuerpo necesita para estar saludable. De esta legumbre encuentras en color negro, blanco, colorados o pintos, hay otra opción que es el Piloy, en este el grano es mucho más grande que el normal. Este lo puedes almacenar en un recipiente en tu despensa y puede durar mucho tiempo con las temperaturas adecuadas, ni mucho calor ni mucha humedad, mi Mamá los deja en "remojo" pero no es tan necesario, basta con un par de horas para ayudar a que se cocinen mejor, siempre utiliza agua nueva y si te gusta el ajo esta es tu oportunidad, el ajo ayuda a potencializar el sabor de tu frijol y un poco de sal.



Ingredientes:

Agua
Frijoles negros
Queso feta
Tomate verde
Miltomate
Chile pimiento o pimenton
Chile de árbol
Cebolla morada
Ajo
Limón
Aceite de oliva
Sal y pimienta


Cocina tus frijoles con tu tipo de cocción favorita. Cuando los granos estén blandos es seña de que está listo. Pica los ajos, miltomates y los chiles y sofríelos en el aceite de oliva. Agrega este sofrito a tus frijoles y reserva un poco para decorar, salpimenta la preparación. Pica en cuadros pequeños tus tomates, chile pimiento y las cebollas en julianas, saca finas lascas del queso feta. Sirve los frijoles en un plato, monta un poco del picadillo, decora con queso, pimienta por encima y unas gotas de limón. Tus frijoles no serán los mismos y vas a querer hacer otras mezclas de ingredientes luego de ello.





0 comentarios: