Sopa #99: Sopa Suban-ik de Guatemala con arroz blanco

Estoy muy orgullosa de poder cocinar recetas de mi país, esta que te presento hoy es una deliciosa y mi favorita, tan artesanal, el hecho de asar todos los ingredientes crea un sabor especial y te da un sabor muy fuerte y colorido.

Esta siempre se prepara con tres tipos de carnes, dos de cerdo que es posta y costilla y la última que es pollo.

A mi realmente me gusta más sólo con las de cerdo, pues el hueso da ese sabor particular a los recados ancestrales. Para que quede este sabor tan delicioso debes de tener todos los ingredientes y no se te olvide asar, no es lo mismo que freír o agregar crudos, es necesario, yo se que se volverá de tus favoritas.

Esta es mi receta favorita de todos los recados de Guatemala, es originaria de San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, uno de los departamentos más cercanos de la capital situado en el Altiplano. Un lugar hermoso, de clima templado y de paisajes...vamos, espectaculares con la tradición chapina explotada para bien, al 100%.



Ingredientes:

Agua
Costilla de cerdo
Posta de cerdo
Pollo
Tomates
Miltomates
Cebolla
Chile pimiento
Chile jalapeño
Chile chiltepe
Chile pasa
Chile guaque
Ajo
Tortilla para asar y para comer con la sopa
Achiote
Arroz blanco
Manteca de cerdo (opcional)
Hojas de mashán
Aceite vegetal
Sal y pimienta

Lava bien todos los ingredientes de vegetales, sécalos y ponlos a asar (ideal en un horno para agilizar el proceso. Mientras tanto lava el arroz y cocínalo blanco, de la manera que mejor te salga. Pica unos 3 ajos y rebosa las 3 carnes con este, debes de cortarlas en pequeños trozos. Sella a fuego alto en un sartén y reserva.

Cuando todos los demás ingredientes estén ya asados licúa agregando agua hasta integrar bien. Lleva a ebullición y sazona con sal y pimienta. Agrega la manteca de cerdo, un poco sólo para dar más sabor y en un poco de la sopa haz una pasta del achiote y mézclalo en tu sopa. Sumerge en el las carnes y tapa con algunas hojas de mascan por encima, cocina al menos 30 minutos, esta es una sopa que te llevará un poco más de tiempo pero te aseguro que no lo sentirás porque ese aroma que sale de tu cocina hará valer la pena.
En San Martín Jilotepeque tienen la tradición de envolver toda la olla con las hojas para luego enterrarla bajo tierra...esto le da un sabor más enriquecido.

Cuando esté lista, sirve con el arroz, algunos chiles por encima, un poco de aguacate si gustas y eso si, tortillas recién salidas del comal.

Que disfrutes esta comida, para mí es muy especial.




1 comentario:

  1. Delis, esta es si no estoy mal la salsa con la que hacen los tamales verdad?

    ResponderEliminar