Sopa #279: Sopa cheddar de zanahoria confitada y papotas

cheddar soup
Lo agridulce luce, sabe y hace bien. La combinación perfecta para gustos diferentes, salir de la zona de confort nos lleva a dar pasos agigantados. Una sopa puede ser ligera y consistente. Por allí me decía una persona que una sopa con consistencia ya no era una sopa. Déjame responderte que si lo es, tu eres dueño de tus recetas y tu decides como hacerla. Siempre encontraremos comentarios encontrados pero lo importante es tomar nota de lo importante siempre y cuando sea para mejorar.
Trate con todo lo que pude de preparar esta receta, mi médico me dijo que no debía hacer nada y todo era reposo, pero siento que no te puedo abandonar, debo terminar y cocinar, despacio y espero me tengas paciencia, me tardo 3 veces más de lo que lo haría si no tuviera yeso en la pierna.
Me cuentas como te quedo la sazón y las muchas buenas vibras que recibirás de quien probo esta receta.


Ingredientes:

Caldo de pollo
Zanahorias
Papotas para hornear
Queso cheddar
Mantequilla
Azúcar morena
Cebolla blanca
Ajo asado
Semillas de chile
Sal y pimienta

Pela y corta en julianas las zanahorias. Coloca la mitad de las zanahorias  con 1/2 taza de azúcar y 2 cucharadas de agua al fuego, deja cocinar hasta que se absorba toda el agua y el azúcar quede como cristalizada, retira las zanahorias y déjalas enfriar en una rejilla. Luego corta las cebollas, el resto de las zanahorias y las papas en trozos. Saltea estas 3 en la mantequilla y ralla el ajo, agrega el queso (200 g), vierte el fondo de pollo y cocina hasta que las verduras estén blandas. Lleva a la licuadora y tritura hasta formar una mezcla suave y espesa. Regresa al fuego, agrega el resto de la mantequilla, salpimienta y agrega las semillas de chile. Por último sirve y agrega por el centro un buen puñado de las zanahorias confitadas.

0 comentarios: