#311: Crema de betabel, acelgas y pepitoria

beet soup
El betabel tiene el color del amor.

Muchos son los nombres de esta hortaliza, si es una hortaliza porque este término se refiere a todo aquello que tenga hojas, tallos, raíces, semillas o bulbos. Dependiendo del país, en Guatemala y el resto de los países de Centroamérica la llamamos remolacha pero obtiene otros nombres como: betarraga, acelga blanca, beterava y algunos más como beet claro está.

Su piel es fina muy delgada y sus colores van desde un rosa fuerte, pasando por un fucsia hasta llegar a un tono morado o rojo carmesí, que fue el color de las que utilicé para esta receta.

Pero no todo es color, claro que nos aporta mucho para tener una piel sana, contiene mucha fibra ideal para la digestión y también es rica en carbohidratos saludables.

Es bastante dura, no es blanquearlas o ponerlas a ablandar en agua por algunos minutos, por lo general para apresurar su cocción se utiliza la olla de presión pero también se puede congelar para que cuando se ponga a descongelar se ablande un poco, pero mi consejo es prepararla así, en olla de presión o ya sea hervida, no soy muy fan de los alimentos congelados porque pierden sabor, color y texturas.

Mira que lindura de preparación, es muy colorida y llamativa, sobre todo para los niños que son un poco difíciles a la hora de comer vegetales.

Ingredientes:

Caldo de vegetales
Acelgas frescas y tiernas (bebés de preferencia)
Tomate
Pepitoria en semilla
Crema de leche
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Para que recuerdes siempre hacemos preparaciones con 1 litro de caldo, 3 vegetales grandes, si utilizamos crema será al gusto pero con media taza será suficiente. Una sopa puede ser espesa o suave dependiendo de su preparación.

Como te comentaba anteriormente, vamos a colocar los betabeles en olla de presión. Pártelos en 4 y colócalos en la olla, llena de agua que sobrepase suficiente para ayudar a que se hundan muy bien. Dales 5 minutos cuando comience a sacar la presión la olla. ( no cuenta desde que la cierras, sólo cuando saca el vapor).

Al estar lista (ya puedes abrir la olla) y luego retira la piel, te aconsejo utilizar guantes de látex para que no se te manchen las manos, si no tienes pélalas bajo el chorro, así evitas mancharte en exceso. Ahora, licúa junto con las acelgas (sin tallo) el tomate que usamos 2 unidades y el caldo de vegetales. Licúa hasta obtener una mezcla lisa, suave y si residuos porque es una crema, si es necesario puedes colar para estar seguro.

Ahora vierte la preparación en una cacerola junto con la crema y como esta tibia no hay necesidad de temperar, salpimienta, mezcla y agrega aceite de oliva, coloca el fuego a medio y deja que se cocine lentamente. Mientras tanto, coloca las semillas en un sartén hasta que se inflen y doren, ten cuidado porque saltan por todos lados, así que con una tapadera te ayudas a evitar que vuelen y te quemen un poquito.

Sirve decorando con la crema restante haciendo unos círculos, las semillas tostadas, aceite de oliva y pimienta.

Ideal para la buena salud, además se puede tomar fría porque siempre hacemos ese caldo fuera de grasas y como este es de vegetales...boom, no hay problema.

Espero te guste, gracias por visitar mi blog, cada una de tus visitas es una sonrisa en mi rostro.









Chef. María José Carpio

365 Sopas Gourmets con color han sido creadas por Maria Jose Carpio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario